guerrillero.es.

guerrillero.es.

La lucha del FARC por la revolución en Colombia

La lucha del FARC por la revolución en Colombia

La lucha del FARC por la revolución en Colombia

El conflicto armado en Colombia ha sido uno de los más largos y sangrientos de Latinoamérica, con una duración de más de cinco décadas. Durante este tiempo, numerosos grupos armados han luchado por sus ideales políticos y económicos, entre ellos el FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

El FARC se fundó en 1964 como una guerrilla comunista marxista-leninista, con el objetivo de llevar a cabo una revolución en Colombia. Durante los primeros años de su existencia, el FARC se centró en la lucha armada frente al Estado colombiano, atacando blancos militares y policiales, y llevando a cabo secuestros y extorsiones. Sin embargo, con el tiempo, el grupo se diversificó, y comenzó a involucrarse en el narcotráfico y en otros negocios ilegales para financiar su lucha.

La lucha armada del FARC tuvo su apogeo en los años 90, cuando el grupo llegó a contar con más de 20.000 miembros, y controlaba grandes zonas de territorio en Colombia. Sin embargo, con el paso de los años, la presión del Estado y de otros grupos armados ha ido mermando su poder, hasta el punto de que en 2016, el FARC firmó un acuerdo de paz con el gobierno colombiano.

Este acuerdo, que fue negociado durante varios años en La Habana (Cuba), incluía una serie de compromisos por parte del FARC, como la entrega de armas y la desmovilización de sus miembros. Por su parte, el gobierno colombiano se comprometía a promover la justicia transicional y a llevar a cabo reformas estructurales para solucionar las causas del conflicto.

A pesar de que el acuerdo fue bien recibido por gran parte de la comunidad internacional, en Colombia hubo fuertes críticas por parte de algunos sectores políticos y sociales, así como de las víctimas del conflicto. Uno de los principales puntos de discordia tuvo que ver con el hecho de que algunos líderes del FARC seguirían siendo elegibles para cargos políticos, lo que se interpretó como una especie de impunidad.

Desde la firma del acuerdo, el FARC ha ido transformándose en un partido político legal, conocido como FARC-EP (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común). Sin embargo, su transición ha estado plagada de dificultades, y el partido ha tenido que lidiar con problemas como la falta de financiación y el rechazo de ciertos sectores de la sociedad colombiana.

En definitiva, la lucha del FARC por la revolución en Colombia es un capítulo más de la compleja historia del conflicto armado en este país. El FARC, como otros grupos armados, ha luchado por sus ideales políticos y económicos con métodos violentos, y ha sido objeto de críticas tanto nacionales como internacionales. El acuerdo de paz de 2016 supuso una oportunidad para el grupo de dejar atrás su pasado violento y abrazar la política, pero el camino hacia la paz sigue siendo largo y tortuoso.